Mosca cojonera

16septiembre2016

Mosca cojonera

Quién no ha oído la expresión “eres una mosca cojonera” haciendo referencia al comportamiento insistente, testarudo y obstinado de una persona. Pues bien, en esta ocasión le vamos a poner cara a la dichosa mosca.

La mosca cojonera, también conocida como mosca de las palomas, es un insecto que se encuentra en la mayoría de las palomas en estado salvaje. El origen de la presencia de este insecto radica fundamental y exclusivamente en que exista su huésped habitual, las Palomas.

Su comportamiento es muy característico. Camina hacia atrás, entre las plumas. Es plana, robusta, de patas gruesas y está provista de un potente aparato chupador llamado HIPOSTOMA, semejante al de las garrapatas, con el que pica y succiona sangre. Sus vuelos son torpes y cortos, lo indispensable para saltar hacia otra paloma. 

 

La MOSCA de las PALOMAS (Psudolynchia canariensis), es portadora del Hoemoproteus columbae, agente etiológico de la Malaria de las palomas, que hacen que las palomas adopten un comportamiento extraño, con mucho nerviosismo, un acicalamiento casi histérico y sacudiendo sus patas como queriendo quitarse una molestia de encima.


La mosca deposita sus huevos en el material de la cama, grietas en las paredes, o donde sea que no haya higiene suficiente, es por ello que es imprescindible mantener las instalaciones limpias.

Las palomas son transmisoras de multiples enfermedades entre las que se encuentran Histoplamosis, Ornitosis, Salmonelosis, Cryptococosis, estando descritas cerca de 40 enfermedades relacionadas con las palomas.